Proteínas carbohidratos y grasas ¡Oh Dios!

Share on Facebook14Pin on Pinterest0Tweet about this on Twitter

Los músculos utilizan carbohidratos, grasas y proteínas.

Los músculos son ¡SENSUALES! Cuando se ven tan bien, ¡te gusta lucirlos!. Y al igual que una rubia hermosa por la playa es más que solo la manera como se ve trotando por la playa y generando miradas… Los músculos también tienen mucho más que sólo esos ángulos tonificados los cuales te hacen ver ¡increíble! ¡Son súper funcionales!

Los músculos son el “motor” que el cuerpo utiliza para impuarnos. ¡Ellos literalmente convierten la energía en movimiento! ¿Y cómo lo hacen? ¡Por supuesto, usando lo que les damos de comer! ¿Qué es exactamente lo que hacen nuestros músculos por nosotros?

Concretamente: proteínas, carbohidratos y GRASAS las cuales son “macronutrientes”, lo que significa que el cuerpo necesita cantidades relativamente grandes de estas.

Proteínas: todos sabemos que las proteínas son como bloques de construcción. Así que veamos un poco más a fondo la forma en que sirven a nuestros músculos.

El ejercicio es la única cosa que realmente construye el músculo. Es la ruptura del músculo causada por la fatiga al ejercitarnos lo que permite que este se reconstruya, generando el crecimiento muscular y que el cuerpo utilice las proteínas para reconstruir y reparar el tejido muscular roto.

El tipo de proteína que comes puede jugar un papel importante en la pérdida de peso exitosa y en tu salud en general.

El consumo de grandes cantidades de carnes procesadas como salchichas y carnes frías, está relacionado con un mayor riesgo de diabetes tipo 2, las enfermedades cardiovasculares y el cáncer. También tendrás más dificultades para perder peso si comes estas proteínas a menudo, e incluso puedes afectar a tu cuerpo.

¡Estas son algunas fuentes buenas de proteínas!

  • Pescados: el pescado ofrece ácidos grasos cardio-saludables omega-3 y, en general, menos grasa que la carne.
  • Aves: puedes eliminar la mayor parte de la grasa saturada retirando la piel.
  • Frijoles: los frijoles contienen más proteínas que cualquier otra proteína vegetal. Además, están cargados de fibra la cual te ayuda a sentirte lleno durante horas.
  • Frutos secos: Una onza de almendras proporciona 6 gramos de proteína, casi tanta proteína como una onza de carne asada a la parrilla.
  • Granos enteros: Una rebanada de pan de trigo integral proporciona 3 gramos de proteína, además de valiosa fibra.
  • Huevos de campo (con yema)

Carbohidratos: cuando comes carbohidratos, tu cuerpo los digiere y los convierte en glucosa la cual ingresa en el torrente sanguíneo para ser quemada como energía. Tu cuerpo convierte la glucosa en glucógeno que se almacena en el hígado y en los músculos. Cuando se comen pequeñas cantidades de carbohidratos, la pequeña cantidad de glucosa que entra en el torrente sanguíneo se utiliza inmediatamente como energía.

Hay dos tipos de carbohidratos:

1. Carbohidratos simples

2. Carbohidratos complejos.

Los carbohidratos simples son granos simples y refinados: blanco… cualquier cosa que antes era de color café (arroz, pan, pasta, etc.) Los carbohidratos simples también están en otros alimentos refinados y azúcares. Al igual que el jugo, incluso jugo 100% (es procesado) y producto que incluya azúcares.

Los problemas comienzan cuando comes algo demasiado alto en carbohidratos simples, porque el exceso de glucosa entra en el torrente sanguíneo con demasiada rapidez.

Una comida rica en carbohidratos estimula una respuesta bioquímica que fuerza a tu cuerpo a quemar glucosa en lugar de grasa corporal almacenada como su principal fuente de combustible.

Los carbohidratos que se deben comer son los complejos. Son bajos en almidón y azúcar y altos en fibra. Algunos ejemplos son:

manzanas, duraznos, cerezas, pomelo, naranjas, melocotones, brócoli, coliflor, judías verdes, harina de avena, centeno, arroz integral, frijoles negros, garbanzos, judías, lentejas, patatas dulces, pasta de grano entero, ñame.

Y por último, pero no menos importante… GRASA: mi categoría favorita y mi secreto para el cuidado personal.

Protein and Omega-3s

La grasa no es mala. Sin una cierta cantidad de grasa en nuestra dieta no podemos quemar la grasa corporal almacenada.

Uhm… eso significa que no puedes perder peso si no comes grasa. Mi lema: ¡come grasa quema, grasa! La grasa en la dieta te proporciona energía, libera CCK, una hormona que le indica al cerebro que estás lleno y pares de comer, los ácidos grasos esenciales para el metabolismo adecuado de los alimentos y vitaminas, un mecanismo de control para reducir la tasa de carbohidratos en el torrente sanguíneo y reducir la tasa de secreción de insulina.

Las grasas buenas son las que no son procesadas y se encuentran naturalmente en los alimentos: aguacates, salmón, nueces, semillas, etcétera. Y algunas buenas fuentes de grasas adicionales son el aceite de coco, mantequilla y aceite de oliva.

Las “grasas malas” se llaman las grasas trans. ¡Elimínalas de tu dieta de inmediato y por completo! Todo lo que haya sido “hidrogenado” te está diciendo: “soy una grasa plástica falsa y te mataré, ¡pertenezco a la basura!”

El equilibrio es la clave para una buena nutrición. Una buena proporción recomendada es 30% de grasa, 40% de proteína, y 30% de carbohidratos. Pero una recomendación aún mejor es comer lo que tu cuerpo te está diciendo que necesita. Puedes sentir la diferencia cuando tienes hambre. Escucha las señales de tu cuerpo y sabrás qué comer. Tú tienes el ¡PODER! Y por último, disfruta tu comida. Tu cuerpo es más eficiente cuando disfrutas lo que comes. Es cierto.

comentarios