Dos Tips que te Ayudarán a Tu Dieta Diaria

Share on Facebook10Pin on Pinterest0Tweet about this on Twitter

Deshazte de la Soda Dietética

 

Es bastante común que alguien se ponga a dieta e inmediatamente empiece a tomar soda de dietética.  Y aunque los refrescos dietéticos están libres de calorías y grasa, no es lo mejor que puedes hacer por tu cintura o su salud.

La soda dietética está llena de edulcorantes químicos que han demostrado tener algunos efectos negativos.  Por ejemplo, la sacarina es un carcinógeno conocido –lo cual significa que puede causar cáncer.  Y otros edulcorantes, como el aspartame y la sucralosa, pueden hacer que tu azúcar en la sangre se dispare.

Cuanto tu cuerpo no recibe azúcar, los edulcorantes le hacen pensar que así es.  Esto puede hacerte sentir hambre –algo que no deseas cuando estás tratando de quitarte unos kilos de más.

Tomar sodas o gaseosas también disminuye la cantidad de agua que consumes.  Esto también puede tener efectos negativos en la pérdida de peso y la dieta.  Si la gaseosa es tu bebida regular, tendrás que buscar la manera de limitar el consumo.

En vez de beber refrescos dietéticos, hay muchas cosas que puedes hacer:

  • Toma gaseosa normal. Si tienes que tener el sabor de la gaseosa, sería mejor tomar una real y contar las calorías en tu dieta.
  • Bebe agua carbonatada, como Perrier y Pellegrino. Estos tienen un mínimo sabor a cítricos, pero no tienen las calorías o ingredientes artificiales.
  • Hacer una mezcla de mitad jugo y mitad soda, te da el sabor dulce de la gaseosa y la sensación de burbujas sin los ingredientes artificiales.
  • Hacer té helado de hierbas. Esta puede ser una bebida satisfaciente y deliciosa que se puede utilizar para sustituir la necesidad de una gaseosa con una comida.

Para algunas personas, abandonar el hábito de la gaseosa puede ser difícil.  Tal vez seas adicto a la cafeína, así como al sabor.  Tal vez no quieras dejar de fumar de golpe.  Es una buena idea para reducirlo si eres alguien que bebe varias gaseosas al día.

En su lugar, trata de limitarte a una sola gaseosa al día.  Míralo como un premio, en lugar de verlo como tu bebida principal.  Con el tiempo, notarás que no debes tomar tanto para quedar satisfecho, e incluso encontrarás que puedes dejarlo por completo.

La soda dietética no es lo mejor para una dieta.  Es hora de decirle adiós a la gaseosa y saludar al nuevo tú.  Al beber más agua y menos refrescos, te darás cuenta de que la pérdida de peso es un desafío mucho más fácil.  También ahorrarás dinero –la gaseosa puede ser un poco cara.

Frutas y verdurasLlénate con Frutas y Verduras

 

La mayoría de las dietas de ensalzan las virtudes de las frutas y verduras.  Estos productos naturales están llenos de vitaminas y minerales, que ayudan a tu cuerpo a funcionar correctamente.  También resultan ser muy sabrosos.

Por esta razón, la recomendación para la mayoría de la gente es comer al menos 5 porciones de frutas y verduras (combinadas) cada día.  Para algunas personas es bastante fácil, pero otros encuentran muchas dificultades para lograrlo.

Las personas que hacen dieta, disfrutan en especial los beneficios de las frutas y verduras, ya que llenan y son muy bajas en calorías.  Esto significa que puedes comer una gran cantidad de ellas, sin pasarte en absoluto de tu meta de calorías para el día.

Aunque saben que necesitan comer frutas y verduras, muchas personas están confundidas acerca de cómo incorporarlas a su dieta diaria.  A continuación presentamos algunos consejos para ayudarte a comer tus raciones de alimentos de origen vegetal:

  • Prueba nuevos alimentos. Hay una gran variedad de frutas y verduras disponibles en tu supermercado local.  Trata de elegir una nueva cada vez que vayas de compras, e investiga nuevas formas saludables de prepararlo.
  • calabaza espaguetiustituye con calabaza espagueti los espaguetis reales. Son bajos en calorías y deliciosos.  A los niños en especial les gusta ver como la calabaza se convierte en “fideos” después de la cocción.
  • Come una ensalada con cada comida. Esta es una forma sencilla de añadir verduras. Haz un gran tazón de ensalada y come durante toda la semana.
  • Asa verduras para dar sabor fácilmente. Todo lo que necesitas es una bandeja de hornear, un poco de aceite de oliva, un poco de sal y pimienta para hacer verduras asadas deliciosas.  Esta es una forma fácil de añadir cualquier tipo de verdura a tu plato.
  • Mantén verduras crudas a la mano. La mayoría de la gente come zanahorias, brócoli, coliflor, guisantes crudos y con salsa.  Mantén un surtido de verduras crudas cerca.  Puedes hacer una salsa de yogur ranchero saludable, el cual los complementa perfectamente.
  • Haz un tazón con fruta fresca cada semana. Al mantener fruta preparada y cortada, será más fácil agregar una taza para el desayuno, el almuerzo o la cena.
  • Busca gangas. Semanalmente los supermercados anuncian cuál producto es la mejor oferta de la semana.  Mientras que las frutas y verduras frescas pueden ser costosas, comprar las ofertas será mejor para tu presupuesto familiar.

comentarios