Aprendiendo Más Acerca de los Beneficios del Calentamiento

Share on Facebook1Pin on Pinterest0Tweet about this on Twitter

¿Eres una de esas personas que se saltan los ejercicios para calentar y enfriar, porque siempre estás motivado cuando haces tu régimen diario de ejercicios? De hecho, hay muchas personas que tienen la misma actitud, pero esto no se debe simplemente a la falta de tiempo, sino también porque muchos de ellos no entienden los beneficios de la fase de calentamiento.

Seguir estos pasos es importante para conseguir más beneficios de tu entrenamiento, evitar posibles lesiones que puedan surgir, sobre todo si no estás en condiciones de realizar los movimientos. Estos dos pasos al hacer ejercicio pueden ser comparados con la cubierta de un libro. Esta da soporte a los libros, con el fin de que no se caigan a pesar de haber puesto muchos en una fila. Con este en su lugar, los libros se mantienen estables incluso cuando hayas tomando uno o dos. También puedes optar por ajustar la tapa del libro con el fin de proporcionar más apoyo a los restantes en el estante.

Cuando haces ejercicio, puedes comparar tu cuerpo con un libro. Lo haces para estar en forma, pero para lograrlo, tienes que estar estable, lo cual sólo se puede lograr cuando tienes el soporte necesario que puedes conseguir si no pasas por alto las ventajas de este procedimiento.

Veamos los Beneficios

Ya has estado haciendo ejercicios completos, así que ¿por qué aun así debes pasar por la fase de preparación? Esta es la manera de indicarle a tu sistema lo que estás a punto de hacer. A través de este paso, tu cuerpo reaccionará, especialmente si has estado descansando por un buen rato o no has ejercitado en un periodo de tiempo considerable. Puedes comenzar con rutinas de estiramiento despacio para flexionar tus músculos mientras aceleras poco a poco el ritmo cardíaco.

Cuando tu cuerpo está preparado para lo que estás a punto de someterlo, habrá menos posibilidades de que te lesiones, incluso si optas por hacer movimientos difíciles como parte de tu régimen de ejercicios. Si has probado usar la máquina caminadora sin llevar a cabo ningún calentamiento, tal vez has experimentado falta de aire cuando apenas llevas unos cuantos minutos trotando, y al rato sientes tus piernas adoloridas. Es comprensible que te canses al realizar cualquier rutina de ejercicios. Pero si has empezado el entrenamiento correctamente, no te cansarás con facilidad y tu cuerpo no se sentirá agotado, incluso si no estás acostumbrados a los movimientos que has intentado hacer.

calentamiento - elongarCuando tu ritmo cardíaco aumenta, lo hace también la temperatura. Esto último ayudará a acelerar el flujo de sangre en el sistema. Con el aumento del flujo sanguíneo, tus músculos se oxigenan, preparándolos para estos movimientos de tonificación agotadores.

Una vez que hayas terminado con tus estiramientos iniciales, estarás preparado para realizar diferentes movimientos de ejercicios. Serás más flexible, por lo que será más seguro probar movimientos difíciles a medida que avanzas con tu rutina de ejercicios.

Al realizar la preparación adecuada y mediante la comprensión de los beneficios del calentamiento, la posibilidad de sufrir lesiones al hacer la rutina será minimizada. Tus tendones y ligamentos van a ser más flexibles, a medida que realizas los pasos para ayudarlos a ser más elásticos. Esta fase inicial te ayudará a liberar líquido sinovial en las articulaciones, el cual actúa como lubricante.

Duración del Estiramiento Inicial

Antes de meterte de lleno en la verdadera rutina de ejercicio, tienes que completar los pasos preparatorios por al menos entr 5 a 10 minutos. Si ya has hecho muchas actividades como oficios en la casa y similares, puedes limitar esta parte a 5 minutos; y hacerlo durante 10 minutos si se trata de la primera actividad física que realizas durante el día. Esta fase oxigenará tus músculos, y la cantidad de oxígeno que necesites dependerá del estado de tu cuerpo, antes de continuar con los ejercicios.

Prepárate

Aparte de estirar, también puedes mover tus brazos hacia atrás y hacia adelante con el fin de alistar el sistema para lo que estás a punto de hacer. Debes enfocar el calentamiento en los músculos de las caderas y los muslos, el pecho, los hombros y las pantorrillas. También puedes hacer una variación en la tarea del calentamiento. Puedes imitar el salto con soga o hacerlo de verdad. También puedes probar marchar con movimientos exagerados de los brazos y las piernas o simplemente trotar en el mismo lugar.

Movimientos Más Difíciles Para Los Profesionales

Si eres un fanático de cualquier deporte, notarás que los atletas realizan rutinas de preparación más difíciles antes de su encuentro deportivo. Esto es importante y también debes hacerlo si quieres participar en cualquier tipo de deporte, especialmente los de tipo que son propensos a las lesiones.

 

comentarios