5 Consejos para Cuando Estás Demasiado Cansado como Para Hacer Ejercicio

Share on Facebook0Pin on Pinterest0Tweet about this on Twitter

A continuación le voy a dar 5 Consejos que puede implementar cuando se siente muy cansado para hacer ejercicio físico.

Ten tus niveles de hierro revisados

Si haces ejercicio y encuentras que acercándote a tu entrenamiento diario terminas con fatiga excesiva y la falta de motivación, consulta a tu médico y pídele que mida tu nivel de hierro. Tu médico te puede hacer una prueba de sangre llamada nivel de ferritina que mide la cantidad de hierro en tu cuerpo.

El ejercicio aeróbico puede causar la disminución lenta de los niveles de hierro, debido a que se pierde a través del sudor, y por la fuga de pequeñas cantidades en la flora intestinal con movimientos sostenidos. Además, no es raro que las mujeres en edad fértil tengan deficiencia de hierro.

Si tienes deficiencia en hierro, suplirlo puede marcar toda la diferencia en tus niveles de energía y actitud hacia el ejercicio.

Has ejercicio cuando te despiertes por la mañana

Si te sientes cansado y menos motivado a hacer ejercicio en la noche, trata de poner la alarma treinta minutos antes y termina tu sesión de ejercicios antes de que el día comience. Una sesión de ejercicio temprano por la mañana puede ayudar a energizarte y motivarte para el resto del día. Además, puedes disfrutar de una tarde de relajación sabiendo que has logrado tu objetivo. Esto puede ser una solución simple para el problema de estar demasiado cansado como para hacer ejercicio.

Hazlo de todos modos

A veces, el mejor remedio para la fatiga es una sesión de ejercicio vigoroso. ¿Has notado alguna vez has cómo puedes caminar agotado hacia el gimnasio, pero después de treinta minutos de movimiento te sientes energizado y vigorizado? No hay nada como el ejercicio para logar que la sangre que fluya y fatiga se disipe. Si es difícil para ti sentirte motivado para hacer ese viaje con al gimnasio, prométete una pequeña recompensa después de que termine tu sesión si la completas. ¡Sólo asegúrate de que no es una dona de jalea!

Ilumina tu entrenamiento

En las noches en que estás demasiado cansado para hacer ejercicio, sigue una rutina más ligera y menos rigurosa. Para motivarte a ti mismo a dar el primer paso, puedes decirte que sólo vas a ejercer durante diez minutos. Después de que hayan transcurrido diez minutos es más probable es que te sientas tan fortalecido que querrás seguir adelante.

Cambia el formato de ejercitarte

Si te sientes fatigado y con falta de motivación respecto al ejercicio una noche en particular, modifica tu entrenamiento por completo y sustitúyelo por algo divertido. En lugar de estar treinta minutos en la caminadora en el gimnasio, lleva a tu perro a dar un paseo a paso ligero, o has treinta minutos de estiramientos mientras ves tu programa favorito de televisión. Puedes regresar al programa la próxima vez que te ejercites, y la variedad será buena para ti, tanto física como mentalmente.

Dale una oportunidad a estos consejos y pronto ya no necesitarás la vieja excusa de estar demasiado cansado como para hacer ejercicio. Además, te verás y sentirás como una nueva persona

comentarios